El autor

videoplaybackEl autor de este blog, Manuel Jiménez Friaza, nace en Osuna, la villa ducal del sureste de la provincia de Sevilla, junto a cuatro hermanos más, en 1956, más o menos el mismo año en que vinieron al mundo Ángela Molina o Miguel Bosé, a quienes asegura no perder de vista. Aprendió a mirar y pensar el mundo en el seno de una familia obrera. En ella aprendió todo lo necesario para vivir: que la dignidad es un atributo irrenunciable de la condición humana; la diferencia entre las cosas importantes y las que no lo son; la humildad y el humor, hermanos del pobre que se transforman, sin embargo, en entereza y altivez frente al poderoso. Y aprendió, por fin, los valores morales que conforman la atmósfera intelectual de eso que podemos llamar, genéricamente, el espíritu de la Ilustración. Todo lo demás, es decir, lo accesorio, lo aprendió de los libros, de las charlas con los amigos y de los aprietos en que nos va poniendo la vida. El autor se recuerda leyendo lo que caía en sus manos incluso desde antes de saber leer, pasando hojas de libros que no entendía, con el mismo pasmo que siente aún cuando los abre entre sus manos; en ese sentido -y sólo en ése-, se siente prójimo de Cervantes, que aseguraba leer hasta los papeles que encontraba tirados por la calle. Después, a duras penas y con oscuras intermitencias cuya razón última se le escapa, fue acabando como pudo aquel interminable bachillerato de siete años, previo al BUP, se licenció en Filología Española y terminó ganándose la vida de profesor de Lengua y Literatua en institutos de Secundaria, tras haber trabajado en cosas tan dispares como cartero, basculista o camarero de bautizos y bodas, festejos en los que repartía las tartas casi exclusivamente entre los niños, lo que le valió en varias ocasiones la severa censura de sus jefes. Vivió a caballo entre Osuna y Sevilla hasta el año de la Exposición en que emigró, con su pequeña familia, a las tierras altas de la Sierra de Aracena, donde reside hasta hoy mismo. Allí, convenientemente alejado de cualquier tipo de estímulo oficial o empresarial, pero con el calor de unos pocos y valiosos amigos, ha sacado a escrutinio público en 2007 el poemario Hada. hurí, esfinge que quiso -pero ya no pudo- editar un elogioso Ángel Caffarena, a quien dedicó la edición, confeccionada con primor y en su viejo y señorial estilo editorial por la Imprenta Montes de Málaga, y, en 2009, Quince Asaltos, un libro de ensayos cortos escrito en 1982 y prologados por Agustín García Calvo que, por raro azar, había quedado inédito hasta ese año, en que lo editó la Asociación Cultural La Huebra. Colaboró en La Opinión de Málaga, desde julio de 2.003 a mayo de 2010, con una columna semanal de la que una generosa selección ha sido editada, en febrero de 2012, por Bohodón Ediciones, con el mismo título de Deslindes y descubiertas. Hasta el verano de 2011 mantuvo, en la edición digital de dicho periódico, un blog con el mismo nombre que la columna y el libro. Confiesa tener entre manos desde hace años algunos proyectos de escritura que, abandonados y retomados a lo largo del tiempo, con ese secreto ritmo en que se desenvuelve la actividad humana, no sabe cuándo por fin los podrá someter al juicio y valoración del público lector. Se trata de una emocionada indagación sobre la poesía presocrática de Emilio Prados, y en particular del hechizado Misterio del agua, y de un ensayo entre filológico y filosófico en torno a un imposible lingüístico: el nombre propio.

Enlaces:

Puede encontrarme en:

En Hubzilla

En mi cuenta Jabber

En este directorio puede ver una ficha con mis publicaciones:

Red Mundial de Escritores en Español

Mi página personal:

Página personal

PÁGINA literarIA:

Cuaderno de lecturas

Notas sobre educación que escribo de vez en cuando en la bitácora de mi instituto:

El rincón de Manuel Jiménez

Delantal de Agustín García Calvo, mentor y amigo añorado, a mi primer libro:

Prólogo de Agustín García Calvo a mis Quince Asaltosen el Baúl de trompetillas (donde está disponible también su obra dispersa o de difícil acceso, hablada y escrita)

Publicaciones en la revista FronteraD

Sujeto Omitido

De la alegoría barroca a las series de forenses: ruinas humanas como texto

El relato oral como fuente primaria de la Historia. Recuerdos de guerra

Habla y escritura: de lo vivo a lo pintado

¿Qué hacer con la educación? Ideas y sonsonetes